RESIDENCIA ARTÍSTICA

Habitaciones creativas

Como en un monasterio, pero mejor. Contamos con tres habitaciones individuales y una doble (que también puede ser de uso individual): sobrias, pero con todo lo que necesitas para relajarte y disfrutar de la estancia.

HABITACIÓN 1

Nada más entrar al recibidor se encuentra el acceso. Es la más fresca en verano. Sencilla, con una ventana que da a la calle principal, pero tan silenciosa como el resto de la casa. Comparte el aseo de la planta baja y la bañera del primer piso con la habitación 2.

HABITACIÓN 2

Algo más grande que la 1. Su ventana da a los soportales. Silenciosa, espaciosa, cuenta con una cama para una persona y una luz prodigiosa. Es muy muy parecida a la 1 y goza de una tranquilidad absoluta.

habitación 3

Un poco más grande que la 2, y con una mesa plegable. Una habitación individual muy especial con cama de obra, en la primera planta, junto al baño y la cocina, una ubicación más que estratégica.

habitación 4

Doble, y con baño en la habitación. Permite su uso individual. Muy fresca, algo más amplia, con una posición privilegiada y una ventana que da al recibidor. 

Donaciones

 
Funcionamos orgullosamente con un sitema de contabilidad cero. No obtenemos beneficios, así que nos saltamos la plusvalía y el libre mercado. 

Pero contamos con una serie de gastos operativos que nos gustaría compartir, para que CasaMadre siga creciendo año tras año.

Así que puedes elegir la cantidad de tu aportación, dependiendo de tu situación personal, tu trabajo, tus finanzas y tu libre albedrío. 

Elige cuánto: 15, 20 o 25 euros por cada día y noche pasados en CasaMadre. 
Elige cómo: dinero, Banco de Cosas o Banco de Tiempo. 

Nos parece un sistema más justo, más viable, más responsable. 

Tú mandas.